Reforma de ático frente al mar

Esta vivienda está situada en un impresionante ático frente al mar. El proyecto de interiorismo de Carmen Baselga- taller de proyectos se ha desarrollado estableciendo un diálogo con este entorno y su historia.

La singularidad de este proyecto de reforma de ático es que la paleta de colores está inspirada en un fragmento del cuadro Paseo a orillas del mar que Joaquín Sorolla pintó precisamente en estas playas, utilizando materiales con los que se consigue un collage que combina los tonos rosáceos y cobrizos de la luz del atardecer, el marrón óxido de la arena húmeda, el azul del mar y los blancos agrisados de las sombras de las vestimentas.

La pintura de Sorolla convertida en inspiración para un exquisito diseño de interiores:

La idea del proyecto de Carmen Baselga era que el mar fuera visible desde el máximo número de puntos de vista desde el interior de la vivienda; que siempre hubiera una referencia al entorno exterior. Esto se consiguió en todos los espacios bien de forma directa o reflejado a través de espejos.

La sucesión de espacios en la reforma de ático

El único condicionante a la hora de definir espacialmente la vivienda ha sido la propia estructura, pilares y forjados, y la orientación solar. Las zonas comunes se conciben como diferentes espacios interconectados  y vierten a la gran terraza frente al mar. La luz natural y artificial juega un papel fundamental en la búsqueda de la conexión y sucesión de espacios. Se trata de crear espacios abiertos, conectados por el cobre y que permiten su aislamiento mediante paneles correderos de madera lacada o vidrio gris antracita.

A la entrada de la vivienda nos recibe una escultura a base de varillas de cobre que permite ver a través de ella el mar al fondo, como seña de identidad nada más llegar. Cada varilla lleva grabada de forma discreta una frase, un lugar o una fecha, representa un momento inolvidable de los dueños de la casa.

La cocina se abre de manera natural hacia el comedor y el salón. Las sillas del comedor y los taburetes de la cocina son el modelo Bob de Ondarreta, y los pufs y mesas bajas son de Viccarbe, el modelo Season Mini y Ryutaro respectivamente.

El cobre es el hilo conductor del proyecto

Los planos de cobre se sitúan en los puntos de transición clave de la vivienda, incluso en los dormitorios principales. Estos reflejan la luz natural durante el día, y por la noche la luz artificial integrada en ellos los hace vibrar y aporta calidez evocando los tonos del atardecer.Los elementos principales del proyecto son plancha aluminio color cobre, varillas también de cobre y griferías del mismo material  de Grohe, modelo Essence.

Los tonos claros se consiguen mediante la aplicación de pintura y lacas en blanco y  sirve de soporte base para conseguir mantener siempre una atmósfera serena y clara, o con texturas como la de las cerámicas modelo Triangle también de Mutina, en dos tamaños diferentes, así como el mármol de Carrara en baños y cocina.

Las cerámicas del modelo Triangle se utilizan para fusionar espacios entre sí, o espacios con muebles, para acentuar la continuidad por ejemplo entre el comedor y la terraza, donde se ha utilizado también para revestir los muebles contenedores de esa zona.

El resto de revestimientos utilizados son tarima de madera en el suelo; las cerámicas color teja de la colección Rombini de Mutina; el azul noche en los textiles y en algunas lacas del mobiliario. El color antracita aparece puntualmente para subrayar o enmarcar el paisaje, en el caso de los ventanales, o en determinados planos de vidrio para potenciar contrastes.

Los lavabos son el modelo Origin de Inbani, tanto en el baño principal como el de cortesía. El baño principal es una estancia abierta al salón, mostrando la larga bancada de mármol de Carrara que se prolonga hasta el interior de la ducha y sobre la que reposa el escultural lavabo del mismo material. El del baño de cortesía es en Ceramilux sobre bancada de Neolith Perla satín.

Mediante la iluminación artificial por la noche la vivienda adquiere un aire cálido y envolvente. Para ello,el estudio ha trabajado de la mano de Viabizzuno, excepto en alguna luminaria como la suspensión del comedor que es el modelo Troag de Foscarini, de 2.15m de longitud, acabado madera teñida negra, al igual que la mesa que es el modelo UVES de Andreu Word.

 

Los muebles de almacenaje han sido diseñados por el propio estudio, tanto los twins de la zona de comer lacados en el mismo color que la pared, como el mueble contenedor de la zona de salón que combina la laca negra con madera natural teñida en el color exacto del suelo. También en los dormitorios los cabeceros, armarios integrados o combinados con paneles de Alucobond, bases de cama, o el mobiliario de los estudios de las diferentes habitaciones.

Una caja de agua frente al mar

La piscina, se concibe como una caja de agua que mimetiza con el mar. El estudio no ha querido utilizar colores en el fondo, el interior de la piscina es de acero y replica en el agua el color del cielo según el momento del día, por lo que suele tener la misma tonalidad que el mar.

Los sofás de exterior son el modelo Belt Night de Varaschin combinando dos de los colores esenciales, teja y azul noche.

Por la noche, mediante luz artificial, la piscina se convierte en una especie de linterna que ilumina sugerentemente la terraza y queda como referencia del mar que ya no se percibe.

Interioirsmo: Carmen Baselga-Taller de proyectos

Fotografía: Mayte Piera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *