La importancia de la iluminación en un proyecto de interiorismo

La luz completa cualquier proyecto de arquitectura de interiores. Un proyecto de iluminación bien definido contribuye a crear los espacios, delimitarlos y crear las sensaciones de confort y descanso necesarias en cada lugar de la vivienda.

Esta semana hemos elegido uno de los últimos proyectos de vivienda del estudio Chiralt Arquitectos en Valencia. March es un proyecto de reforma integral de  vivienda en dos plantas de estilo mediterráneo que se caracteriza por la fuerte conexión de su interior con el exterior. El uso del blanco y el aprovechamiento de luz natural junto con el proyecto de iluminación, hacen de esta vivienda un lugar especial.

La planta baja se estructura mediante tres grandes tabiques con almacenaje que generan cuatro ambientes; entrada, salón, comedor y cocina. Su distribución es fluida, diáfana y funcional. En la zona de día se disfruta de una intensa fluidez con una distribución estructurada gracias a los tres módulos de armarios blancos distribuyen la zona. Todos ellos sirven como apoyo de almacenaje y, según la estancia en la que se ubiquen, adaptan su diseño a lo más conveniente para el espacio.

De los tres módulos que dividen la planta baja; el central separa el recibidor del salón y sirve de almacenaje para la zona de la entrada, un segundo módulo separa la zona de día de la de noche y crea una barrera de insonorización, y el tercero recorre de extremo a extremo la vivienda y conecta la cocina y el comedor.

La cocina es el eje central de la casa

La cocina tiene un papel protagonista en la vivienda, pues es el espacio en torno al que desarrollan su vida los propietarios. Está diseñada completamente en blanco, con una gran isla de trabajo, un tabique con almacenaje que conecta con el comedor, dos ventanales panorámicos y un techo a doble altura. Un espacio abierto y multifuncional con el mármol de material protagonista. En la zona de la cocina se aprovechó la doble altura de la que ya disponía la vivienda en su origen y se optó por potenciar la amplitud del espacio generando la máxima apertura hacia el exterior con varios ventanales de gran formato.

Total conexión del interior y el exterior

Las ventanas se abrieron al máximo en toda la vivienda, consiguiendo crear la sensación de que el exterior invade el interior. En este sentido, la elección del color blanco tiene la función de abrazar todas las tonalidades de verde del jardín, ofreciendo un lienzo perfecto para realzar la explosión de color del exterior. La vivienda además se abre en su parte posterior al jardín mediante grandes puertas correderas de cristal, que cubren prácticamente todo el frontal, y conectan con una espaciosa terraza con vistas a la piscina, que ha sido ampliada y mejorada con un revestimiento de suelo porcelánico efecto madera y una elegante escalinata.

El salón queda delimitado por uno de los módulos de almacenaje en un diseño en negro que aporta confort y serenidad a la estancia y el suelo efecto madera oscura que lo diferencia del resto, totalmente vestido con suelo de mármol. El mármol es otro de los protagonistas de esta vivienda. Un material noble y clásico que contaba con una importante presencia en la vivienda original, pues sus antiguos propietarios eran marmolistas.

El mármol es el material protagonista

Uno de los elementos más destacados de la casa es precisamente la escalera realizada en mármol situada en la entrada. Dada su ubicación privilegiada y la gran calidad de sus peldaños de mármol, se decidió conservar la estructura principal y dotarla de gran personalidad. Se construyó un módulo central a modo de monolito que recorre el hueco de la escalera, un plano negro plegado en forma de U que se recorta en diagonal a modo de barandilla, como si de un origami se tratara. El pasamanos es un cilindro recorre de manera helicoidal el perímetro de la escalera.


La suite principal de la vivienda se ubica en la planta baja y dispone de baño propio. Una estancia diáfana conectada con el exterior hacia la zona del jardín, a la altura de la piscina, y con una amplia cristalera traslúcida que sirve de puerta y tabique, y permite el paso de la luz natural hacia el pasillo. La habitación dispone de un gran armario en blanco que cubre de extremo a extremo la estancia, haciendo las veces de vestidor e integrando el televisor. El diseño del dormitorio acompaña pues al del resto de la casa, con suelo en mármol, gran apertura hacia el exterior y pinceladas de color mediante elementos decorativos.

El cuarto de baño sigue una línea moderna y funcional, con una bancada bien iluminada y un espejo de gran formato. La segunda habitación principal de la vivienda se encuentra en la primera planta, espacio que ocupa por completo y que se distribuye mediante elementos de mobiliario.

La iluminación contribuye a delimitar los espacios

El proyecto de iluminación de la vivienda forma parte de la arquitectura de la casa. Una iluminación funcional cálida que contrasta bien con el blanco y aporta confortabilidad. La iluminación indirecta está distribuida a base de lineales que proporcionan movimiento y genera ambientes. La iluminación puntual se reserva para puntos estratégicos en los que se han colocado piezas de diseño, como la lámpara de techo de la zona de comedor de Artemide, o el pie de luz de la zona de salón de Vibia.

 

Interiorismo: Chiralt Arquitectos

 

 

2 thoughts on “La importancia de la iluminación en un proyecto de interiorismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *